MY CUPCAKE NOTEBOOK

Tarta de Chocolate Blanco con Frutos Rojos

Anna Carrera Castellarnau1 Comment

¡Hola a todos!

{ENGLISH HERE}

Hoy traigo una receta que puede hacerse en muy poco tiempo y da unos resultados estupendos. Hace unos días que empiezo a ver arándanos frescos, frambuesas, grosella y moras en el supermercado. Vienen en cajitas minúsculas y, sinceramente, el precio pica un poco pero son tan apetecibles que,  ¡no puedes resistirte!

Me encanta cocinar con frutos rojos porque creo que su sabor ácido contrasta de forma genial con la dulzura de los pasteles. Sin embargo, si los encuentro frescos, prefiero hacer algo con ellos sin tener que meterlos en el horno.

Por eso me encantó encontrar ésta receta en

Simply Delicious

. Si seguís el link, veréis que ella hace tartaletas y, aunque quedan muy monas y apetecibles, yo no tenía mucho tiempo y acabé haciendo una tarta de tamaño normal.

Y está deliciosa. Es fresca, suave y tremendamente ligera; un postre perfecto para el verano.

Tarta de Chocolate Blanco con Frutos del Bosque

Ingredientes

(1 tarta de 28cm de diámetro)

  • 1 masa de pasta brisa
  • 150 mL de nata
  • 100g de chocolate blanco
  • 250g de frutas del bosque (variada y fresca)

Preparación

  • Pre-calentar el horno a 180ºC.
  • Estirar la masa (junto al papel que la envuelve) encima del molde, presionando para que recubra totalmente la base y los laterales. Pinchar la masa varias veces con un tenedor para que no suba al meterla en el horno. Es importante que esté bien pinchada para evitar que se infle. Otra posibilidad sería recubrir la masa con papel de horno y poner unas habas o garbanzos (sin cocer) encima para que actúen como peso.
  • Poner la masa en el horno durante 15 minutos, hasta que esté dorada. (Comprobar las instrucciones de la masa, el tiempo puede variar dependiendo de la marca). Dejar enfriar.
  • Deshacer el chocolate blanco al baño maría o en el microondas. De hacerlo en el microondas, calentar en intervalos de tiempo muy cortos para evitar que se queme. Mezclar bien para que no queden grumos y dejar enfriar un poco.
  • Montar la nata con las varillas. En cuanto empiece a formar picos, añadir el chocolate blanco a la vez que seguimos batiendo.
  • Vaciar la nata encima de la masa del pastel ya horneada.
  • Decorar con las frutas del bosque.

Como siempre, aquí tenéis el

pdf

de la receta. 

Anna