MY CUPCAKE NOTEBOOK

Macarons de fresa y chocolate blanco

Anna Carrera CastellarnauComment

¡Hola a todos!

{English Here}

La receta de hoy es, de nuevo, una receta de macarons. La verdad es que a mi familia les encantan, especialmente a mi primo de cinco años. Puedes hacerle un gran barco pirata  o galletas decoradas y, aunque le gustarán, no se lo va a acabar. Pero si le traes macarons, ¡te aseguro que se volverá loco!

Además, ¡necesitaba muchos macarons para un proyecto que veréis muy pronto!

Los macarons son difíciles, pero una vez les coges el truco, son muy gratificantes. 

Ésta vez no puse ningún sabor a las galletas. Simplemente puse un poco de colorante alimentario y dejé que la ganaché hiciera todo el trabajo. Ésta ganaché es de chocolate blanco y fresas frescas. Dejad que os diga que estaban deliciosos.

Macarons de fresa

Ingredientes

(

para 50 macarons

)

  • 3 claras de huevo (envejecidas durante 3 días)
  • 125g almendra molida
  • 210g azúcar glas
  • 30g azúcar blanco
  • Colorante alimentario rosa

Preparación

  • Tres días previos a la preparación de los macarons: separar las claras de tres huevos y guardar en un recipiente sin tapar en la nevera.
  • Mezclar la almendra molida con el azúcar glas y triturar durante unos minutos. Tamizar la mezcla para descartar las partículas más gruesas.
  • Batir las claras al punto de nieve con unas varillas, preferiblemente en un bol de cristal o aluminio. Añadir el azúcar blanco mientras seguimos batiendo, hasta lograr una textura blanca y brillante, en la que se formen picos al retirar las varillas. Añadir el colorante y mezclar suavemente con la espátula, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para no desinflar las claras.
  • Añadir poco a poco, preferiblemente en 4 o 5 veces, la mezcla de azúcar glas y almendra. Los movimientos de espátula deben ser suaves y envolventes, de abajo hacia arriba, con cuidado de no desinflar las claras. 
  • Hacer círculos con la masa de poco menos de 3cm de diámetro. Lo ideal es que tengáis hecha una plantilla para poder poner bajo el papel de horno, así los macarons quedarán lo más parecidos posibles. Una vez hayamos terminado, golpear la bandeja sobre una superficie plana tres veces. El aire que hubiera quedado en la masa de los macarons subirá a la superficie así que, con un palillo, pinchamos las burbujas que veamos en ellos.
  • Dejar reposar los macarons hasta que se forme una película más seca (lo notaremos porque al tocar con el dedo, no nos lo ensuciamos). Pueden estar listos en 20 minutos o en 2 horas, dependerá de la humedad en el ambiente. Sea como sea, hay que esperar éste periodo de tiempo puesto que sino, al hornear los macarons, no crecerían hacia arriba.
  • Pre-calentar el horno a 160ºC (320ºF).
  • Hornear durante 15 minutos. Pasado éste tiempo, abrir el horno y, con cuidado de no quemarnos, tocar la parte superior de uno de los macarons con mucha suavidad. Si al mover el dedo ligeramente, la parte de arriba de la galleta se mueve mientras que la de abajo se queda quieta, hornear los macarons durante 5 minutos más.
  • El tiempo de horneado puede variar dependiendo del horno y de la temperatura. Es mejor dejar los macarons durante más tiempo que poner una temperatura demasiado alta en el horno, en mi caso yo los he llegado a dejar hasta algo más de 25 minutos.
  • Retirar la bandeja del horno y deslizar el papel de horno encima del mármol. Esperar a que los macarons estén completamente fríos antes de despegarlos.

Montar los Macarons:

  • Emparejar los macarons por tamaño. Poner una pequeña cantidad de ganache en una de las mitades y colocar la otra mitad encima con suavidad. Girar las dos mitades (tal y como giraríamos una rosca) hasta que queden separadas por tan solo unos milímetros.
  • Dejar enfriar en la nevera en un recipiente cerrado durante por lo menos 24h antes de comerlos.

Ganaché de fresa

Ingredientes

  • 150g de chocolate blanco (a trozos)
  • 150g de fresas
  • 15g de azúcar

Preparación

  • Cortar las fresas a trozos pequeños y poner en un cazo, junto con el azúcar, a fuego medio.
  • Cocer hasta que se ablanden lo suficiente como para poder aplastarlas con una cuchara. Retirar del fuego y triturar para conseguir un puré. (Opcional: colar la mezcla para que sea lo más fina posible.)
  • Verter el puré de fresas encima del chocolate blanco troceado cuando aún esté caliente, para que el chocolate se derrita.
  • Remover con una espátula hasta que el chocolate esté totalmente derretido.
  • Enfriar en la nevera durante 2 horas.

¡Espero que os gusten!

Aquí están los pdfs para la receta de

Macarons

y la de

Ganaché de chocolate blanco y fresas

.

Anna