MY CUPCAKE NOTEBOOK

Crumble de fresas especiado

Anna Carrera CastellarnauComment

¡Hola a todos!

{English Here}

La receta de hoy forma parte de mi serie inspirada en "In Season". Para aquellos que no se acuerden, esta idea salió de una historia que me encanta; una historia que tiene lugar en un mercado y cuenta los tímidos pasos entre dos personas y en cómo esto evoluciona en una preciosa historia de amor. El primer post de la serie fue dedicado al ruibarbo, e hice un hojaldre de ruibarbo y queso crema. En mayo, es época de fresas.

Lo sé, lo sé. Que yo haga otra receta de fresas no es nada nuevo. Pero os prometo que os encantará lo fácil y simple que es ésta receta.

Es la combinación de sabores, por eso, lo que os convencerá de que es un postre estupendo. Saborearéis la acidez de la fresa, que será inmediatamente contrastada por la dulzura del crumble. Además, la ligera nota de jengibre y la presencia aromática de la canela en el topping le dará ese toque especiado que os encantará.

Deberíais esperar a que se haya enfriado antes de comerlo. O no, podéis comerlo en cuanto esté lo suficientemente frío como para no quemaros la lengua. De ambas formas estará genial. Sin embargo, recomiendo que esperéis; será todavía mejor si lo metéis en la nevera. Ahora que se empieza a oler el verano por aquí, éste postre refrescante y dulce será perfecto para combatirlo!

Crumble de fresas especiado

Ingredientes relleno

(

2 moldes de 11x11cm

)

  • 450g fresas troceadas
  • 100g azúcar
  • 1 cucharada de Maizena
  • ½ cucharadita de jengibre

Para el crumble:

  • 120g harina
  • 90g azúcar moreno
  • ½ cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de canela
  • ¼ cucharadita de sal
  • 100g de mantequilla ablandada

Preparación

  • Pre-calentar el horno a 190ºC (375ºF).
  • En un bol mediano, mezclar todos los ingredientes del relleno; fresas, azúcar, Maizena y jengibre. Repartir la mezcla entre los dos moldes.
  • En otro bol, mezclar harina, azúcar moreno, levadura, canela y sal y remover hasta que esté bien repartido. Añadir la mantequilla ablandada a trozos grandes y mezclar con un tenedor o con los dedos hasta conseguir una consistencia de migas.
  • Repartir el crumble entre los dos moldes y hornear durante 40 minutos aproximadamente. El crumble debe quedar ligeramente dorado.
  • Dejar enfriar antes de comer.

Os dije que era fácil, ¿no? Aquí tenéis el el pdf gratuito disponible para descarga, si queréis:

Crumble de fresas especiado.

Anna