MY CUPCAKE NOTEBOOK

Pastel de calabaza clásico

Anna CarreraComment

¡Hola a todos!

{English Here}

La receta de hoy es un pastel de calabaza. Siempre he sentido curiosidad por éste pastel, desde que me leí los libros de Harry Potter por primera vez. Allí, usaban la calabaza para todo tipo de alimentos; zumo de calabaza, pasteles, empanadas...

Era fácil conjurar la imagen del Gran Comedor todo adornado y preparado para Halloween, con sus largas mesas repletas de pasteles y dulces; manzanas caramelizadas, calderos de chocolate y demás. Se nota que soy fan, ¿no?

El año pasado intenté hacer uno y no me gustó. La receta que encontré, ahora no recuerdo ni dónde, era demasiado especiada y la masa se desmigajó por completo. Un desastre, vamos. 

Pensé en no volver a intentarlo, pero otra vez las calabazas han vuelto a invadir los mercados y quise olvidarme del desastre del año pasado y hacer otra prueba.

Ésta vez la receta no es tan especiada, sólo un poco de canela y nuez moscada. También puse un poco de canela en la masa, y salió genial.

Pastel de Calabaza Clásico

 

Ingredientes: 

  • 150g de harina

  • ½ cucharadita de sal

  • 1/2 cucharadita de canela

  • 30 mL de aceite de oliva

  • 60g de mantequilla (fría)

  • 40mL de agua (muy fría)

Preparación

  • En un bol, mezclar harina, sal y canela. Añadir aceite de oliva y remover manualmente.

  • Añadir mantequilla a porciones y mezclar. Lo ideal es que haya trocitos de mantequilla visibles en la masa.

  • Añadir agua progresivamente, cucharada a cucharada, y seguir mezclando hasta que forme una bola.

  • Amasar la bola hasta formar un círculo de medio centímetro de ancho y unos 20-25 cm de diámetro. Doblar la masa en tres particiones (como doblaríamos una carta) y ésta en dos particiones. Envolver en papel film y dejar en la nevera durante una hora.

  • Pasada la hora, desplegar la masa y estirar con el rodillo hasta obtener un círculo ligeramente más grande que el molde de tarta. Colocar en el molde de forma que quede totalmente pegado a éste y pinchar repetidas veces con un tenedor. Se puede decorar el borde de la tarta como queráis. Volver a guardar en la nevera durante media hora.

Ingredientes relleno:

  • 140ml de leche

  • 480g de calabaza asada

  • 2 huevos

  • 135g de azúcar moreno

  • ½ cucharadita de canela

  • ½ cucharadita de nuez moscada

  • ½ cucharadita de sal

 

Para asar la calabaza: cortar la calabaza en dos mitades, retirar las semillas. Poner boca abajo sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de horno. Hornear a 175ºC (347ºF) durante 45 minutos, hasta que sea fácil clavar un cuchillo a la pulpa. Retirar la pulpa de la cáscara y triturar en cuanto ésta esté fría.

 

Preparación:

  • Pre-calentar el horno a 200ºC (400ºF).

  • Poner la leche en un cazo y llevar a ebullición.

  • En un bol grande, mezclar la leche, puré de calabaza, huevos, azúcar, canela, nuez moscada y sal. Remover bien para que quede todo bien incorporado.


  • Verter la mezcla en el molde cubierto con la masa de tarta y hornear durante 1 hora. Comprobar la cocción clavando un cuchillo en el pastel, y que salga limpio.

No temáis si la mezcla os sale muy líquida, a mí me pasó y el resultado acabó siendo bueno. Y dejad el pastel en el horno todo el tiempo necesario, si veis que los bordes de la masa empiezan a tostarse demasiado, cubridlos con papel de aluminio.