MY CUPCAKE NOTEBOOK

Tarta de dos chocolates y almendras

Anna CarreraComment

¡Hola a todos!

{English Here}

Después de una semana sin actualizaciones, os traigo ésta magnífica tarta. Dos chocolates y almendras, aderezada con escamas de sal marina para potenciar su sabor. Es intensa. ¡Aviso desde ya que no podréis comer solo un trozo!

Además, yo puse un poco de caramelo salado en la base. Es una combinación de sabores que nunca falla, la verdad. Fina capa de caramelo salado, un relleno de chocolate con leche y almendras y todo cubierto con una ganache de chocolate negro con 70% de cacao. 

Se me hace la boca agua de recordarla. Alucinante.

 

 

Tarta de dos chocolates

 

 

  • Masa de tarta (ver receta)

  • 150g de chocolate con leche y almendras

  • 275g nata espesa (150g + 125g)

  • 175g chocolate negro (70% cacao)

  • 1 cucharadita de miel

  • un poco de caramelo salado (opcional)

  • escamas de sal marina (para decorar)

 

Preparación

 

  • Pre-calentar el horno a 180ºC (356ºF).

  • Forrar el molde de tarta (previamente engrasado) con la masa y pinchar con un tenedor. Hornear durante unos 15 minutos, hasta que esté ligeramente tostada. Aquí podéis añadir el caramelo salado, esparciendo una capa fina en la base de la tarta.

  • Trocear el chocolate con leche y almendras en un bol resistente al calor.

  • En un cazo, calentar los 150g de nata espesa hasta llegar al punto de ebullición. Retirar del cazo y verter encima del chocolate troceado. Dejar reposar 3 minutos y remover hasta que esté derretido del todo. En caso que las almendras fueran en trozos grandes (las mías lo eran) triturar la mezcla.

  • Dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.

  • Rellenar la tarta con el chocolate y refrigerar durante 30 minutos.

  • En un cazo, calentar los 125g de nata restantes junto con una cucharadita de miel hasta llegar al punto de ebullición.

  • En un bol resistente al calor, trocear el chocolate negro.

  • Poner 1/3 de la nata en el bol con el chocolate y, pasados 3 minutos, remover rápidamente con una espátula. Añadir otro tercio de la nata y seguir removiendo enérgicamente. Añadir el tercio restante y ésta vez, remover la mezcla con suavidad, para evitar que entre aire, hasta que el chocolate esté negro y brillante.

 

  • Verter la ganache inmediatamente encima de la tarta, alisando la superficie con una espátula.

  • Dejar reposar, servir a temperatura ambiente con unas escamas de sal en la superficie.

Espero que os haya gustado y que os atreváis a hacerla. Está deliciosa, os lo aseguro.

Anna