MY CUPCAKE NOTEBOOK

Foccacia de pera, queso de cabra y cebolla caramelizada con miel de acacia con trufa

Anna CarreraComment

¡Hola a todos!

{English Here}

Imagino que tras estos los días de Navidad, de comidas copiosas y sobremesas cargadas de dulces, no os apetecerá un postre recargado. De ahí la receta de hoy. La pera le da un toque de fescura que ayuda a dar balance al resto de ingredientes.

Si habéis leído la receta, veréis que pone que hay que dejar reposar la masa 12 horas. Y luego 2 horas más. Ver que una receta puede llegar a llevar tanto tiempo puede asustar un poco (nadie quiere pasarse un día entero en la cocina para hacer una foccacia) pero en realidad no es nada. Os recomiendo hacer la masa el día anterior a cuando queráis hacer la foccacia (antes de dormir, por la noche, la tendréis en 10 minutos máximo, lo prometo) y dejarla en la nevera durante toda la noche. Ni os daréis cuenta y estará preparada.

Además, le he puesto algo especial a esta foccacia. La he rociado con un poco de miel de acacia con trufa. ¡Sí, lo habéis leído bien! Se trata de una miel aromatizada con éste manjar, perfecta para acompañar la foccacia. 

Foccacia de pera, queso de cabra y cebolla caramelizada con miel de acacia con trufa

Ingredientes masa:

  • 350g harina de fuerza 
  •  310ml agua
  • 25g levadura fresca 
  • 1 cucharadita de sal 

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande 
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • aceite de oliva
  • 100g de queso de cabra
  • 1 pera grande
  • miel de acacia con trufa

Preparación:

  • Mezclar levadura con el agua y añadir 175g de harina. Remover con una espátula hasta que quede homogéneo.
  • Esperar 2-3 minutos.
  • Añadir harina restante y sal. Remover bien.
  • Dejar reposar la masa en la nevera durante 12h.
  • Untar la bandeja del horno con aceite de oliva y estirar la masa en él. Dejar reposar durante 2 horas a temperatura ambiente. 
  • Para hacer la cebolla caramelizada: cortar una cebolla en juliana y ponerla con una pizca de sal en una sartén con aceite de oliva. Remover bien para que quede bien impregnada y dejarla cocer unos 5 minutos con el fuego al mínimo, removiendo de vez en cuando. Añadir el bicarbonato (se pondrá amarilla) y seguir removiendo. Cocer durante unos 20-30 minutos hasta que la cebolla esté caramelizada.
  • Marcar unos agujeros con los dedos (o una cuchara de madera). Repartir los ingredientes sobre la masa y rociar con un poco de aceite.
  • Hornear a 230ºC (446ºF) durante 30 minutos. 

Espero que os haya gustado, y que no os asusten esas 14 horas de reposo. La verdad es que vale mucho la pena, ¡queda deliciosa!

Anna