MY CUPCAKE NOTEBOOK

Macarons de Granada

Anna CarreraComment

¡Hola a todos!

{English Here}

Después de unos cuantos (muchos) días sin actualizar, aquí estoy de nuevo. El trabajo a tiempo completo junto con mi vida personal me han absorbido tanto que he sido incapaz de publicar nada. He seguido horneando, por supuesto, y por suerte ahora tengo un montón de recetas para publicar!

Como por ejemplo éstos macarons de granada. ¿A que son bonitos? Y la decoración es súper fácil!

El relleno de éstos macarons está hecho con zumo de granada puro. Ni azúcar, ni nata, ni huevos ni nada de nada. Está hecho con un producto sacado de la raíz de achicoria que se llama Inulina. Este ingrediente que te permite hacer cremosos sin modificar el sabor del ingrediente en sí. Aprendí a usar este ingrediente en un curso impartido por la genial Fatima Gismero, y me encantó descubrir nuevas fórmulas e ingredientes con ella! La inuline es creación de Mugaritz, un restaurante ganador de estrellas Michelín, considerado uno de los mejores del mundo.

Gracias a la inulina, el relleno de éstos macarons sabe a granada pura. El macaron en sí es lo suficientemente dulce como para que el contraste sea perfecto.

Macarons de granada

Ingredientes

  • 3 claras de huevo (envejecidas durante 3 días)
  • 125g almendra molida
  • 210g azúcar glas
  • 30g azúcar blanco
  • Colorante alimentario rosa

Ingredientes cremoso granada:

  • 250ml de zumo de granada
  • 75g de Inuline

Preparación cremoso granada

  • Exprimir las granadas y colar el zumo para eliminar pulpa y semillas.

 

  • Poner el zumo en el recipiente del minipimer y con éste encendido, añadir la inuline en forma de lluvia, sin dejar de batir. 
  • Poner en un bol y cubrir con film, haciendo que éste toque la superfície del zumo, para que no se cree una capa. Refrigerar durante mínimo 30 minutos. 

Preparación

  • Tres días previos a la preparación de los macarons: separar las claras de tres huevos y guardar en un recipiente sin tapar en la nevera.
  • Mezclar la almendra molida con el azúcar glas y triturar durante unos minutos. Tamizar la mezcla para descartar las partículas más gruesas.
  • Batir las claras al punto de nieve con unas varillas, preferiblemente en un bol de cristal o aluminio. Añadir el azúcar blanco mientras seguimos batiendo, hasta lograr una textura blanca y brillante, en la que se formen picos al retirar las varillas. Añadir el colorante y mezclar suavemente con la espátula, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para no desinflar las claras.
  • Añadir poco a poco, preferiblemente en 4 o 5 veces, la mezcla de azúcar glas y almendra. Los movimientos de espátula deben ser suaves y envolventes, de abajo hacia arriba, con cuidado de no desinflar las claras. 
  • Hacer círculos con la masa de poco menos de 3cm de diámetro. Lo ideal es que tengáis hecha una plantilla para poder poner bajo el papel de horno, así los macarons quedarán lo más parecidos posibles. Una vez hayamos terminado, golpear la bandeja sobre una superficie plana tres veces. El aire que hubiera quedado en la masa de los macarons subirá a la superficie así que, con un palillo, pinchamos las burbujas que veamos en ellos.

 

  • Dejar reposar los macarons hasta que se forme una película más seca (lo notaremos porque al tocar con el dedo, no nos lo ensuciamos). Pueden estar listos en 20 minutos o en 2 horas, dependerá de la humedad en el ambiente. Sea como sea, hay que esperar éste periodo de tiempo puesto que sino, al hornear los macarons, no crecerían hacia arriba.
  • Pre-calentar el horno a 160ºC (320ºF).
  • Hornear durante 15 minutos. Pasado éste tiempo, abrir el horno y, con cuidado de no quemarnos, tocar la parte superior de uno de los macarons con mucha suavidad. Si al mover el dedo ligeramente, la parte de arriba de la galleta se mueve mientras que la de abajo se queda quieta, hornear los macarons durante 5 minutos más.
  • El tiempo de horneado puede variar dependiendo del horno y de la temperatura. Es mejor dejar los macarons durante más tiempo que poner una temperatura demasiado alta en el horno, en mi caso yo los he llegado a dejar hasta algo más de 25 minutos.
  • Retirar la bandeja del horno y deslizar el papel de horno encima del mármol. Esperar a que los macarons estén completamente fríos antes de despegarlos.

Montar y decorar los macarons:

  • Emparejar los macarons con aquellos que más se les parezcan en forma y tamaño.
  • Mezclar 1 cucharadita de vodka con colorante alimentario fúcsia. Con un palillo, dejar caer gotas de la mezcla encima de los macarons, de forma arbitraria.
  • Dejar secar y rellenar con el cremoso de granada. 
  • Montar los macarons, girando la parte superior encima de la inferior con un movimiento de rosca.
  • Refrigerar durante por lo menos 24h antes de servir.

¡Espero que os haya gustado! Prometo no tardar tanto en las próximas actualizaciones ;)

Anna